Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Post Type Selectors
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Post Type Selectors

Biopsia prostática por fusión

Por el Dr. Ricardo Soto-Rosa

Comenzando la subida de Los Naranjos, al volante de su Corolla, estaba Nohemí, la preocupada esposa de Jean Pierre.

Antes de entrar a la venta de hortalizas, escucho una entrevista donde el Dr. Flores conocido urólogo caraqueño explicaba los nuevos avances para la detección y tratamiento del cáncer más común en el hombre: “el cáncer de próstata”.

Nohemí conocía diferentes casos entre familiares, amigos y vecinos que habían padecido “problemas prostáticos” por lo que tenía meses aconsejando a Jean Pierre de acudir a una consulta especializada, pero él insistía que siempre el examen prostático de la sangre salía dentro de los parámetros considerados normales por el laboratorio.

El Dr. Flores, en la radio, fue muy categórico al insistir: “El diagnóstico del cáncer de próstata se hace a través de diferentes exámenes que se complementan, no se excluyen".

Por una parte está el examen de la sangre o PSA y por otra el examen físico donde el médico puede apreciar el tamaño, consistencia y sensibilidad de la próstata, además detectar irregularidades superficiales o profundas.

Decía el Dr. Flores: “Muchas veces la pista la da un PSA alterado, teniendo un examen físico normal, pero otras veces, al examen físico se detectan anomalías con un PSA dentro del rango normal, llevando al especialista a realizar exámenes complementarios como la resonancia magnética, un estudio de imágenes donde se puede observar la glándula prostática y su comportamiento frente a un medio de contraste administrado por vía endovenosa.

Si las imágenes de la resonancia son sugestivas de malignidad, es mandatorio tomar muestras para ser estudiadas con un microscopio por un médico patólogo, son las llamadas biopsias que en definitiva darán el veredicto con respecto a la malignidad o no en el tejido analizado.

Aseguraba el Dr. Flores. “Hoy en día la técnica más moderna es la llamada biopsia por fusión, donde bajo sedación, se practica un eco prostático transrectal, enviando las imágenes a una computadora dotada de un programa especial que sobrepone las imágenes de la resonancia ya realizada con las imágenes que se están obteniendo en el eco, lo que permite hacer la punción con un altísimo nivel de precisión”.

Nohemí escuchaba con mucha atención. “Otra ventaja de la biopsia por fusión, es que se toman las muestra a través del periné, es decir del espacio comprendido entre los testículos y el ano, sin el peligro que implica hacer la punción a través del recto como se venía practicando, teniendo complicaciones infecciosas de gran complejidad”.

Nohemí no se bajó del carro hasta terminar de escuchar la entrevista y anotar el teléfono del Dr. Flores quien había sido muy claro, utilizando palabras sencillas con una voz cálida y pausada.

El hecho casual de escuchar aquella entrevista justo cuando estaba pensando en la salud de Jean Pierre, fue considerado por Nohemí como una señal del universo y decidió hacer la cita con el Dr. flores quien conocería a Jean Pierre el próximo lunes.

Para conocer mucho más sobre este caso y como puede ser útil en nuestra vida, visita mis redes sociales @drsotorosa.

Caraota Digital no se hace responsable por las opiniones, calificaciones y conceptos emitidos en las columnas de opinión publicadas en este medio.

ads

LO QUE ES TENDENCIA

ads

Artículos Relacionados